Habitar en la vivienda social de Buenos Aires, 1905/2002

Dar respuesta a la demanda masiva de vivienda ha sido uno de los desafíos de la arquitectura moderna. La idea de “vivienda para todos” nace con el proyecto moderno, con los ideales de solidaridad y de un justo equilibrio y transferencia entre los ciudadanos. A pesar de la actual crisis de la modernidad, siguen vigentes la teoría y las herramientas con que se iniciaron y se desarrollaron las acciones en el campo de la vivienda. En nuestro país el incremento del déficit habitacional continúa y la población enfrenta cada vez mayores dificultades para acceder a su vivienda. Las proyecciones estadísticas indican que si no se instrumentan y aplican políticas sociales apropiadas, esta situación se agudizará, con el consecuente deterioro de la calidad de vida de la población. La Ciudad de Buenos Aires tiene un déficit habitacional que afecta a más de 100.000 familias, agravado por serios problemas de deterioro físico, inseguridad y falta de políticas para contrarrestarlos.
Para implementar una política habitacional sólida es necesario contar con un diagnóstico previo sobre el estado del parque de la vivienda social existente. Evaluar cómo está nuestro parque significa el reconocimiento de lo existente conjugando tiempos e intereses de la sociedad, criterio básico de la planificación.
El programa de mantenimiento habitacional de la FADU-UBA tiene por objeto desarrollar
investigaciones tendientes amejorar la calidad habitacional y a formar profesionales capacitados para actuar y gestionar el mantenimiento y la rehabilitación del hábitat.
Durante años, sus investigaciones enfocaron el universo de la vivienda construida por el Estado para los sectores de recursos insuficientes. Recientemente los estudios han incorporado a otro sector productor de vivienda social, el sector privado sin fines de lucro, tomando como referente una organización emblemática de actuación relevante en este campo durante los últimos 90 años, la Cooperativa El Hogar Obrero.
Esto permite comparar dos modalidades de gestión diferentes, la pública y la privada sin fines de lucro, y profundizar sobre alternativas de acceso y gestión de la vivienda solidaria frente a la actual crisis económica, el incremento de la pobreza y la exclusión.

Anuncios